YerbaSana.cl
Sanate con hierbas, Salud Natural
Para Publicar haga click aqui | Categorías

/ Miércoles 24 de Septiembre del año 2008 / 12:11 Horas.

Las terapias alternativas medicina alopata los terapeutas origen
Las terapias naturales mejor reconocidas ...

Las terapias alternativas

Cómo medir el éxito de una terapia

Muchas personas les preocupa el hecho de que la tecnología invade cada vez más el terreno de la medicina alopática, limitando con frecuencia el papel del médico clínico a tomar una decisión: a qué clínica o especialista remitir al paciente. Otra preocupación de este último es que los médicos suelen estar tan ocupados hoy día, que no hay tiempo para entablar con ellos la relación de confianza de antaño.

Muchas personas que ante esta situación acuden a los diversos terapeutas heterodoxos encuentran alivio a sus dolencias, lo que ha provocado dentro del círculo ortodoxo una mayor disposición para conceder importancia a las opciones curativas distintas de su enfoque científico. Esa apertura es tanto mayor cuanto que los médicos alópatas reconocen las limitaciones de su sistema terapéutico, de cuya "infalibilidad" existen dudas. Si la extirpación de las amígdalas y la mastectomía radical (antes tratamientos normales) ya no se consideran necesarias, el método científico que las sustentaba no es infalible. Cabe preguntar entonces si no existirán fallas en otros tratamientos alopáticos y si deberían tenerse en cuenta opciones diferentes.

Dichas opciones han despertado el interés del círculo médico. Una encuesta realizada en 1983 entre médicos clínicos británicos reveló que 80% de ellos deseaba adiestrarse al menos en una terapia natural, y que 21 % ya había practicado alguna. Si los médicos las acogieran y vigilaran decididamente, se acabaría uno de los problemas de los pacientes: saber si un terapeuta está o no capacitado. Aunque existen asociaciones de terapeutas heterodoxos que acreditan a sus miembros, fuera de ellas aún ejercen personas incompetentes.

También en 1983 se emprendieron estudios para averiguar si existe una forma aceptable de medir los resultados de las terapias naturales, cuestión que siempre ha dificultado la cooperación entre la alopatía y esas disciplinas.

La naturaleza científica de la medicina ortodoxa exige que todo tratamiento demuestre de manera mensurable la mejoría del paciente y que explique cómo ocurre. Para ayudar al DIAGNÓSTICO se utilizan técnicas avanzadas, y los tratamientos se someten a una experimentación exhaustiva para verificar sus efectos. Tanto el diagnóstico como el tratamiento han ido variando a medida que se descubre más sobre las leyes biológicas y químicas que rigen el funcionamiento de nuestro cuerpo.

En cambio, buena parte de la medicina alternativa se basa en opiniones muy distintas sobre la enfermedad y sus causas; el objetivo de muchas doctrinas es estimular la fuerza vital o restaurar el equilibrio del cuerpo. Tales enfoques son inaceptables para la ciencia, pues no siempre están sustentados en los conocimientos de ésta sobre el organismo.

Durante la investigación citada se examinaron más de 600 informes de médicos y terapeutas heterodoxos, además de encuestas enviadas a ciertas organizaciones. Algunas disciplinas naturales no participaron, en la opinión de que el objetivo del estudio no se adecuaba a sus métodos; entre ellas estaban la TÉCNICA DE ALEXANDER, la IRIOLOGÍA, la DIGITOPUNTURA, el SHIATSU y el TAI CHI. Como los investigadores se atuvieron estrictamente a criterios ortodoxos, no dieron crédito a las terapias basadas en conceptos contrarios a los conocimientos científicos sobre el cuerpo; por ejemplo, la ACUPUNTURA clásica y la REFLEJOTERAPIA.

El estudio no se proponía juzgar la eficacia de las terapias, sino mostrar las pruebas que ofrecían, y lamentó que las diversas disciplinas no hubiesen reconsiderado sus prácticas a la luz del conocimiento científico actual. Destacó también algunos riesgos que se pasan por alto al prescindir de la experimentación.

Experimentación clínica

Para convencerse del valor de una terapia heterodoxa, los médicos exigen experimentos clínicos equivalentes a los que se realizan para evaluar sus propios tratamientos, incluyendo la definición y el diagnóstico claros de la enfermedad tratada. Debe haber suficientes casos representativos para obtener estadísticas que luego puedan aplicarse a la población general.

Según un tipo de experimento, los participantes se dividen al azar en dos grupos: uno al que se administra el fármaco sujeto a prueba y otro al que no se da sino PLACEBOS (tabletas u otras formas medicamentosas sin principio activo). Se toma nota detallada de los resultados obtenidos con ambos grupos, se considera un margen de tolerancia para coincidencias y errores de procedimiento y, si un número suficiente de quienes reciben la verdadera sustancia muestra una mejoría mensurable, el tratamiento se considera eficaz.

El solo hecho de sentirse mejor no basta; es posible experimentar mejoría al tomar un analgésico pero la causa del dolor persistirá. Además, algunos de quienes reciben un placebo también muestran mejoría (el llamado efecto placebo). Por otra parte, las pruebas clínicas no garantizan la eficacia del tratamiento: aunque los hallazgos generales sean favorables, algunas personas sometidas al experimento e incluso pacientes tratados después no responden bien.

En la medicina alternativa existe una actitud ambigua hacia la experimentación clínica: mientras que algunos terapeutas cuestionan su utilidad y sólo la consideran factible dentro de la medicina ortodoxa y la industria farmacéutica, otros suelen citar los hallazgos que son favorables a sus doctrinas.

Por lo general, quienes acuden a terapeutas heterodoxos son adeptos a la doctrina de que se trate y no forman, por tanto, un grupo elegido al azar. A menudo los síntomas no son específicos, y el diagnóstico no sigue un procedimiento ortodoxo. El resultado del tratamiento también suele ser vago: un sentimiento de bienestar general y no, por ejemplo, un cambio mensurable en el número de glóbulos rojos.

Hallazgos médicos

Los resultados del estudio, publicados en 1986, revelaron hechos curiosos: algunas terapias rindieron beneficios mensurables e incluso habían sido adoptadas por médicos alópatas, pese al hecho de basarse en teorías inaceptables sobre el cuerpo y la enfermedad. La OSTEOPATÍA y la acupuntura, por ejemplo, son eficaces en ciertos casos. En cambio, los homeópatas y herbolarios, cuya preparación en diagnóstico, anatomía y fisiología corresponde a los preceptos ortodoxos, aplicaron a veces tratamientos inútiles e incluso peligrosos.

Muchos homeópatas tienen también estudios alopáticos, tratan la misma variedad de enfermedades que los alópatas y 80% de sus pacientes (según otro informe quedan satisfechos. Según los científicos, los remedios homeopáticos se administran en dosis tan diminutas y diluidas que contienen ya muy poco o nada del principio activo; así, los casos de curación se atribuyen al efecto placebo. Algunos médicos afirman que esos casos se habrían dado también sin tratamiento. Los homeópatas aducen que su disciplina no se presta a las pruebas clínicas porque el diagnóstico y el tratamiento no están sujetos a normas, sino que dependen de las características individuales del paciente.

Las hierbas son fuente de muchos fármacos de la medicina alopática, que aísla sus principios activos. El informe señala que los herbolarios, aunque por tradición tienen en cuenta la hora del día a la que se recoge una planta y su localización precisa, no son tan cuidadosos para analizar su composición, y que algunos remedios pueden ser benéficos y nocivos a la vez.

Por ejemplo, las tisanas de yerba mate, senecio y heliotropo, así como los extractos y aceites de consuelda, sasafrás, muérdago y poleo, pueden hacer daño al hígado. La amigdalina de la almendra del durazno y el damasco puede causar graves intoxicaciones al convertirse en ácido cianhídrico dentro del cuerpo, y algunas mezclas de hierbas contienen plomo o arsénico. Además, ciertos remedios de la herbolaria interactúan peligrosamente con medicamentos alopáticos; el lirio del valle, por ejemplo, potencia el efecto de la digitalina, que se prescribe para ciertas afecciones cardiacas, pero que en exceso es peligrosa.

Muchos médicos han adoptado la acupuntura, pero sólo como auxiliar terapéutico y según criterios científicos, no para afectar el flujo de energía por los meridianos, como supone la medicina oriental tradicional. Los médicos la emplean para aliviar el dolor, mientras que la mayoría de los acupunturistas la consideran eficaz para todo tipo de padecimientos. La in-vestigación científica ha demostrado que la acupuntura estimula las fibras nerviosas, interrumpiendo las señales de dolor que éstas envían al cerebro; también sirve para favorecer la secreción de endorfinas y encefalinas, sustancias de efecto analgésico que el organismo produce en forma natural. Es posible que la digitopuntura actúe del mismo modo.

La acción del MASAJE, la TERAPIA DE HELLER y la AROMOTERAPIA quizá sea similar a la de la acupuntura, pero existen pocas pruebas científicas de su eficacia. Algunos electrocardiogramas y electroencefalogramas revelan que los golpes rítmicos del masaje tienen un efecto sedante.

De todas las terapias manipulativas, la osteopatía y la QUIROPRÁCTICA son las que gozan de más aceptación entre los médicos, si bien sólo en el caso de trastornos musculares y articulares bien diagnosticados y no como sistemas terapéuticos completos, como aseguran algunos de sus adeptos. Han brindado un alivio rápido a muchas personas aquejadas de dolor crónico que no se beneficiaron con la alopatía. En 1990, un informe indicó que la quiropráctica es mucho mejor que la fisioterapia ortodoxa para quienes padecen de dolor lumbar.

Los osteópatas afirman que sus manos están adiestradas para sentir fuentes de dolor que escapan a la ciencia. Una posible explicación quizá sea el hallazgo del profesor I.M. Korr, del Colegio de Osteopatía y Cirugía de Kirksville, Missouri, EE.UU.: la piel de las zonas dolorosas presenta mayor resistencia eléctrica que lo normal. Además, dicha resistencia aumenta o disminuye según el peso que se aplique a la zona, y es detectable incluso antes de que la medicina pueda descubrir la lesión.

Una terapia que no se creía susceptible de demostración científica permitió aun así que se realizaran pruebas: la CURACIÓN ESPIRITUAL. Ha sido objeto de diversos experimentos en Estados Unidos, entre ellos uno efectuado entre enfermos cardiacos y otro entre personas aquejadas de dolor de cabeza persistente. Conforme al método normal, los participantes se dividieron en dos grupos: uno que recibió el tratamiento y otro al que sólo se le hizo creer que lo recibía. En éstos y otros experimentos, los tratamientos verdaderos dieron resultados considerablemente mejores.

Curación por medio de la mente

Si bien es cierto que un diálogo y un toque compasivos no constituyen un tratamiento científico, sin duda benefician al paciente; con frecuencia es eso lo que éste busca cuando acude a la medicina alternativa. Quizá el científico se desaliente al examinar a un enfermo que no muestra mejoría, por bien que se sienta, pero este último hecho es vital para el enfermo; el alivio del DOLOR, la ANSIEDAD y otros síntomas inspira en él confianza y una actitud positiva. El mismo efecto placebo demuestra el poder de una mente que cree poder influir en la salud del cuerpo.

La medicina científica presenció hace poco lo que una mente poderosa puede hacer. Ciertos estudios de seguimiento efectuados con enfermas de cáncer de mama sometidas a tratamiento ortodoxo revelaron que aquellas que se resignaban y perdían la esperanza sobrevivían poco tiempo, mientras que las que se negaban a aceptar que estuviesen en peligro y mostraban una férrea voluntad de vivir lo lograban al menos durante 15 años. Acaso ésa sea la fuerza vital inmensurable en que se basa la medicina alternativa.



YerbaSana.cl - Terapias alternativas - Acupuntura

Foro de Opinión: Las terapias alternativas medicina alopata los terapeutas origen

 1..2 de 2 Opiniones
Hola , yo quiero saber por favor como se llama el libro completo, porque esto que está publicado sólo es la página 78 y 79. Mi suegra se encontró estas fotocopias pero no dice el nombre del libro. Mil gracias , ojalá quien lo publicó aquí me lo pueda decir.
Diana J :: dianicerichgmail.com
[9/8/2010] 4:14 Hrs.
me parece chebrisima esta pagina y a qui puedo aprender mas.........
kimberly :: princesita_1704hotmail.com
http://bucaramanga
[30/3/2009] 23:31 Hrs.
auriculoterapia acupuntura de la oreja auriculo
Elec troacupuntura auriculoterapia biomagnetismo y acupuntura en maipu
centros acupuntura en maipú, metropolitana (rm), chile
Acupuntura biomagnetismo auriculoterapia
medicina tradicional china
Centro maipu metro laguna sur linea
terapia tradicional china
Acupuntura maipu stgo
tratamiento para lumbar ciatico con acupuntura
Tendenitis tunel carpiano bursisiti codo de tenista
tratamiento para lumbar ciatico con acupuntura
Elec troacupuntura auriculoterapia biomagnetismo y acupuntura en maipu
consulta maipu acupuntura auriculoterapia
Baja de peso con parches color piel en la oreja
terapeuta medicina tradicional china, acupuntor profesional
Acupuntura, masaje tuina, electroterapia, ventosas, moxibustion
salud integral jilin
Terapias naturales del mejor nivel

Ver todo el listado de Acupuntura



Su aviso ha sido visto 5693 veces

Sitios amigos SerAgro.cl JaJa.cl AviMetro.com Rie.cl Destacados