YerbaSana.cl
Sanate con hierbas, Salud Natural
Para Publicar haga click aqui | Categorías

/ Jueves 26 de Marzo del año 2015 / 13:43 Horas.

Remedios caseros para la cistitis
Inflamación de la vejiga urinaria tratamientos naturales...

CISTITIS

La cistitis es una inflamación, casi siempre infecciosa, de la vejiga urinaria: sus sínto­mas más comunes son ganas constantes de orinar (tanto de día como de noche), micciones escasas y acompañadas de ar­dor, y a veces dolor agudo en la parte baja del abdomen o la espalda. Las mujeres son más propensas a contraerla por el hecho de tener la uretra (el conducto que lleva la orina al exterior del cuerpo) más corta que los hombres, lo que facilita el paso de bac­terias patógenas procedentes del ano ( URETRITIS).

La cistitis puede deberse también a una ALERGIA alimentaria, hipersensibilidad a sustancias químicas, una lesión producida por el acto sexual o una CANDIDIASIS va­ginal. Los síntomas varían de leves a gra­ves: unas veces ceden espontáneamente en pocas horas y otras persisten durante varias semanas. Mientras que a algunas personas sólo les sobreviene un acceso, otras padecen ataques recurrentes. En cual­quier caso, sobre todo si hubiera sangre en la orina (hematuria), es indispensable con­sultar al médico antes de recurrir a las tera­pias naturales.

En los niños, la cistitis puede ser conse­cuencia del ESTREÑIMIENTO, ya que las he­ces contenidas a veces ejercen presión so­bre la vejiga.

Lo que los terapeutas aconsejan

NATUROPATIA

Autoayuda A fin de eliminar los gérmenes infecciosos que arrastra la orina al exte­rior, las mujeres que padecen cistitis harían bien en enjuagar con agua hervida fresca las aberturas vaginal y uretral después de orinar, para lo cual basta con inclinarse ha­cia atrás en el inodoro; luego hay que se­carse perfectamente con papel higiénico de adelante hacia atrás, sin tocar el ano. Para limpiar este último, el papel higiénico debe pasarse siempre hacia atrás, se pa­dezca o no cistitis.

Se recomienda una dieta sin alimentos irritantes, picantes o muy condimentados, y sustituir el té, el café y los refrescos de cola con tisanas de hierbas, jugos de frutas frescas no ácidas o sucedáneos del café, como los extractos de achicoria o cebada. Pueden ser de utilidad dos o tres vasos de jugo mixto de manzana y zanahoria al díe. Algunos pacientes han sentido alivio con tabletas de carbonato de magnesio o de cera áleda.

Consulta

Los naturópatas tratan de averi­guar la causa de la cistitis examinando e in­terrogando al paciente. Con frecuencia practican pruebas para determinar si exis­te una alergia alimentaria y, de ser así, prescriben una dieta. Si la cistitis se acom­paña de candidiasis vaginal, quizá la dieta excluya alimentos que contienen levadu­ras, como el pan, el queso, el vino y la cer‑

Primeros auxilios para la cistitis

Conviene iniciar el tratamiento en ca­sa tan pronto como aparezcan los sín­tomas: a veces es posible suprimir el ataque tomando sin tardanza las si­guientes medidas:

Beber medio litro de agua o de una tisana suave de manzanilla para que la orina arrastre al exterior los gérme­nes presentes en la vejiga.

Aplicar bolsas de agua caliente o ti­bia a la zona adolorida del abdomen o la espalda.

Tomar cada tres horas una mezcla de una cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso de agua, lo que dis­minuye la acidez de la orina, frena la multiplicación de las bacterias y alivia el ardor.

Advertencia Las personas que pade­cen de PRESIÓN ARTERIAL alta o TRAS­TORNOS CARDIACOS deben consultar al médico antes de tomar bicarbonato de sodio.

Si persiste el dolor, tomar un anal­gésico suave.

Aplicar yogur de bacilos vivos en el exterior de la uretra: es posible que los bacilos ayuden a combatir los gér­menes infecciosos.

Beber la mayor cantidad posible de agua o de tisanas suaves (al menos 300 ml cada 20 minutos) y orinar con la frecuencia que se necesite.

Evitar las frutas cítricas o ácidas, el vinagre y las proteínas animales (hue­vo, pescado, carne, lácteos, etc.), ya que aumentan la acidez de la orina y causan ardor.

Recostarse o sentarse en un sillón cómodo, abrigarse y relajarse. La ma­yoría de los ataques empiezan a ce­der al cabo de tres horas. En caso contrario, consultar al médico.

 A veces se recomienda someterse a un ayuno de dos días, seguido de una DIETA DE COMIDA CRUDA.

HERBOLARIA

Autoayuda Los accesos únicos de cistitis se combaten bebiendo grandes cantidades de infusión (vea p. 178) de milenrama: los casos persistentes, con dos o tres tazas dia­rias de alguno de los siguientes remedios: una decocción de pingüica, salvia, cola de caballo y hojas de altea: una infusión de arándano, amapola, cabellos de maíz y ra­bos de cereza, o bien, una infusión de cabellos de maíz, agropiro, pingüica y milen­rama. Todos los ingredientes se mezclan a partes iguales.

Se dice que el agua de cebada calma el ardor y tiene un suave efecto diurético. Pa­ra prepararla hay que hervir 120 g de ceba­da con el agua necesaria para cubrir los granos: luego se tira el agua, se añaden a la cebada medio litro de agua fría y la cás­cara de medio limón, y la mezcla se deja hervir a fuego bajo hasta que la cebada es­té blanda. Cuando la mezcla esté tibia, se revuelve, se pasa el líquido por un cola­dor, se le añaden de una a dos cucharadas de miel y se bebe al gusto.

HOMEOPATÍA

Autoayuda La mayoría de los homeópa­tas suelen emplear Cantharis para combatir el ardor al orinar: Staphysagria para la cistitis debida a una excoriación: Aconitum para un ataque súbito de los síntomas después de un enfriamiento en ambiente seco, y Smilax cuando la persona siente dolor sólo des­pués de orinar.

Se recomienda Dulcamara cuando la cisti­tis sobreviene después de un enfriamiento en ambiente húmedo: Nux vomita si se tie­ne deseo imperioso de orinar pero duele al hacerlo, y Belladonna si el ataque se acompaña de fiebre.

SALES TISULARES

Autoayuda Se prescribe fosfato de hierro para las etapas iniciales de micción fre­cuente y dolorosa: fosfato de potasio si el dolor es ardiente o punzante, y fosfato de magnesio si la necesidad de orinar es cons­tante pero la micción escasa.

Otros tratamientos eficaces

Aromoterapia

Conviene beber tres o cuatro tazas diarias de una tisana prepara­da con unas gotas de aceites esenciales de enebro y eucalipto. También se recomien­da tomar todos los días uno o dos baños calientes de 10 minutos de duración (uno en la mañana y otro en la noche) con ocho gotas de aceites esenciales, que pueden ser de benjuí, bergamota, pimienta negra, cayeputi, hinojo, árbol del incienso, lavan­da, pino o sándalo.

Hidroterapia

Para aliviar el dolor hay que rociar la región pélvica anterior con agua caliente durante tres minutos, y luego con agua fría durante un minuto: se proce­de del mismo modo con la parte baja de la espalda, y toda la secuencia se repite tres o cuatro veces. También ;los baños de asiento calientes y fríos pueden ser eficaces (HIDROTERAPIA).

Reflejoterapia Se recomienda el masaje en las zonas reflejas correspondientes a la vejiga, los riñones, los uréteres, los gan­glios linfáticos de la pelvis, la hipófisis, las glándulas suprarrenales y, en los hombres, la próstata.

El punto de vista ortodoxo

Los médicos coinciden en que el reposo, reducir al mínimo el consumo de bebidas alcohólicas y la ingestión abundante de lí­quidos no irritantes beneficia a muchos pacientes. No obstante, en el caso de una cistitis infecciosa, el tratamiento alopático común consiste en la administración de an­tibióticos o antisépticos urinarios. Si la cis­titis es recurrente, a veces es necesario in­tervenir quirúrgicamente para estirar la vejiga o la uretra.

Medidas para aliviar la cistitis

Tener hábitos escrupulosos de higiene personal.

Someterse a una prueba de alergia y evitar los alimentos que den resulta­do positivo.

No exponerse a vibraciones excesi­vas, como las que producen los viajes largos en motocicleta.

Probar otros MÉTODOS

Usar toallas sanitarias, no tampones. Evitar los jabones, baños de espuma y talcos que contienen perfume, así como los desodorantes vaginales.

Usar ropa interior de algodón, panta­lones holgados o polleras y medias en vez de pantimedias para permitir la circulación del aire.

Lavar la ropa interior con jabón, pues algunos detergentes producen irrita­ción de la piel: sobre todo hay que enjuagarla perfectamente.

Utilizar una jalea lubricante (de venta en farmacias) o probar otras posturas si la cistitis sobreviene después del acto sexual.

Tratar de orinar poco después del ac­to sexual para eliminar mecánicamen­te los gérmenes.

Orinar en cuanto se tengan ganas: la retención de la orina favorece la mul­tiplicación de los gérmenes.

No exponer la vejiga a cambios bruscos de temperatura: no sentarse directa­mente sobre superficies frías o calien­tes ni permanecer mucho tiempo con la ropa mojada.




YerbaSana.cl - Remedios Caseros - Cistitis
remedio casero para la picazon en la vagina
Aceite de germen y de caléndula
remedios caseros para la cistitis con arcilla
Como tratar la infeccion urinaria naturalmente
baños vaginales con hierbas para el dolor vaginal
Dato casero con calendula para dolor de la vagina
remedios caseros con enebro para reuma y la cistitis
Enebro para acelerar los jugos gástricos
incontinencia incapacidad de controlar la micción
Decocción de maravilla o de ulmaria para normalizar la función digestiva
remedios caseros para enfermedades vaginales
Hongos de la vagina bacterias parasitos vaginitis bartolinitis
eneuresis cuando los niños mojan la cama
Terapia conductista para control de la vejiga
cistitis inflamacon de la vejiga urinaria ardor al orinar
Terapias naturales remedios caseros hierbas homeopatia sales tisulares
uremia hierbas curativas solucion natural
remedio casero para disolver los acidos uricos

Ver todo el listado de Cistitis



Su aviso ha sido visto 934 veces

Sitios amigos SerAgro.cl JaJa.cl AviMetro.com Rie.cl Destacados