YerbaSana.cl
Sanate con hierbas, Salud Natural
Para Publicar haga click aqui | Categorías

/ Miércoles 17 de Septiembre del año 2008 / 17:47 Horas.

Psicoterapia psicólogo o trabajador social perturbaciones psicológicas
Cuando hablar del problema es un alivio...

CONSEJEROS

Las virtudes terapéuticas del diálogo

La mayoría de las personas experimentan a veces la necesidad de hablar sobre un problema que las aqueja. Puede tratarse de una crisis temporal que exige tomar una decisión; aceptar o no un cambio de residencia por motivos de trabajo o de otra índole, qué rumbo tomar después de sufrir un fracaso, cómo hacer frente a un apuro económico, etc. Otras veces el problema tiene raíces más profundas y empaña el bienestar de la persona durante más tiempo; por ejemplo, la amenaza de una enfermedad incurable, una pérdida irreparable o una ruptura amorosa.

Como los límites entre la mente y el cuerpo no son precisos, ciertos trastornos físicos pueden causar síntomas psicológicos, y viceversa. Tal es el caso de los dolores musculares y el ESTREÑIMIENTO, entre cuyas causas están el ESTRÉS y la DEPRESIÓN; otras veces, el sentimiento de invalidez que sucede a una intervención quirúrgica puede producir falta de confianza en uno mismo e incapacidad para concentrarse.

El consejo de un psicólogo o trabajador social, sea independiente o adscrito a una institución de salud pública o privada, constituye un medio eficaz para entender esos problemas y aprender a controlarlos.

Si bien es cierto que el consejo es ante todo una forma de PSICOTERAPIA, no está orientado a personas enfermas, sino a aquellas que gozan de buena salud mental pero atraviesan por un periodo de crisis o desean mejorar su vida y sus relaciones personales. Otra de las aplicaciones del consejo es ayudar a los enfermos desahuciados y a sus familiares a sobrellevar con entereza la idea de la muerte (ENFERMEDAD TERMINAL).

Para las personas aquejadas de perturbaciones psicológicas o que desean emprender un análisis profundo de su personalidad son preferibles otras formas de psicoterapia, aplicadas por un psicólogo, psiquiatra o psicoanalista. Todos estos especialistas han recibido una formación académica, y en algunos casos también médica, para tratar la mente, y aunque su tratamiento incluye a veces el consejo, la variedad de recursos que utilizan es más amplia.

En cambio, los psicólogos y trabajadores sociales no han realizado estudios de medicina y, por tanto, no tienen licencia para prescribir medicamentos. Sin embargo, están debidamente capacitados para dar asesoramiento en las situaciones mencionadas, que por lo general no ameritan una terapia con fármacos.

A veces el solo hecho de hablar del problema puede ser un alivio, y un buen amigo quizá sea la persona más indicada para desahogarse, pero si el padecimiento persiste o los amigos son parte del problema, conviene buscar ayuda profesional.

Aplicaciones de la terapia El consejo es útil para cualquier persona que sienta que no tiene a quién acudir o que no puede hacer frente a la vida sin ayuda de alguien. Incluso quienes cuentan con el apoyo de familiares y amigos pueden beneficiarse más con un confidente objetivo e imparcial que no convive con ellos. Por lo mismo, quizá se sientan en mayor libertad de ventilar sus asuntos íntimos.

En tiempos recientes se ha utilizado con éxito una terapia de grupo basada en el consejo entre las víctimas de accidentes graves, como descarrilamientos, naufragios y desastres aéreos, pues los heridos y sus familiares, e incluso las personas que quedan ilesas y los miembros de las brigadas de rescate, suelen padecer reacciones psicológicas más o menos prolongadas (lo que se denomina estrés postraumático) después de esas tragedias.

En busca del terapeuta adecuado Antes de decidirse por determinado consejero, conviene meditar un poco sobre la naturaleza del problema para determinar si lo único que se quiere es ser escuchado o si existe una cuestión más específica que requiere solución. En el primer caso se puede acudir a un psicólogo o trabajador social basándose en la recomendación de algún conocido, o bien buscarlo en el apartado Psicólogos de la Sección Clasificada de la Guía Telefónica (Páginas Amarillas). También puede acudir a alguna de las instituciones públicas o privadas que prestan al público esta clase de servicio.

La consulta La cualidad que distingue a un buen consejero es la de saber escuchar; eso implica la capacidad de inspirar confianza en el paciente para permitirle hablar con entera libertad y con la seguridad de que todo lo que diga será estrictamente confidencial. Además, no debe emitir ningún juicio sobre lo que escuche. Si al cabo de unas cuantas entrevistas no se han producido es tas condiciones, esenciales para el éxito de la terapia, el paciente hará bien en busca] otro consejero, alguien que le inspire absoluta confianza.

En el curso de las sesiones, es posible que el consejero repita brevemente lo que se le ha ido confiando e identifique los patrones de comportamiento recurrentes c conflictivos. Cuando haya que tomar una decisión, hará ver las ventajas y los inconvenientes que ésta entraña, pero la dejará en manos del paciente.

Para este último, el solo hecho de habla] sin interrupciones y sin que lo contradigan constituye un alivio: estimula la confianza en sí mismo, le aclara su situación, le muestra una perspectiva diferente de sus actos pasados y le permite fijar nuevos objetivos para el futuro. El consejero lo ayuda a dilucidar sus motivos y necesidades, aun cuan do eso no cambie la situación ni facilite la acción futura.

Autoayuda Para sacar el mayor provecho de la terapia basada en el consejo hay que estar dispuesto a respaldarla con el esfuerzo diario. Conviene llevar una dieta saludable y nutritiva y abstenerse de café y té, que pueden causar irritabilidad. Hay que hacer EJERCICIO y aprender a calmarse mediante prácticas de RELAJACIÓN Y RESPIRACIÓN. Por último, es aconsejable dedicar parte del día a actividades agradables que hagan olvidar los problemas.

No es conveniente reprimir los sentimientos entre una sesión y otra: es preferible dar rienda suelta al llanto, desahogarse con unos cuantos golpes inocuos a un colchón u otro objeto blando, o bien, expresarse en un diario.

El punto de vista ortodoxo

Por regla general, la medicina alopática no pone en duda los beneficios psicológicos del consejo. Lo cierto es que muchos médicos quisieran tener más tiempo para poder brindarlo ellos mismos: si en el lugar donde atienden no existe ese servicio, generalmente recomiendan un buen consejero a los pacientes que así lo requieren. Otros prefieren no hacerlo por considerar que se trata de una intervención en los asuntos privados del paciente.




YerbaSana.cl - Terapias alternativas - Sofrologia
psicoterapia adolescentes - adultos en santiago
Terapia familiar. patricia Ávalos.
gestión de estrés y sofrología
Gestión de estrés, gestión de dolor, acompañamiento peri natalidad, conseguir un
terapia emocional atencion psicologica
Adicciones fobias adictos terapias
psicologia general neurosis depresiones
Psicologo en rancagua
psicologa - psicoterapia psicologia
Trastornos del embarazo
psiquiatria transpersonal
Diagnostico clinico siquiatra terapias sesiones
noticias de la nueva medicina germánica
El parlamento de nicaragua aprobó la nueva medicina germánica
psicoterapia transpersonal flores de bach
Enfermedades cronicas
psicoterapia integrativa tarot transpersonal
Para tratar estados de ansiedad y dpresion

Ver todo el listado de Sofrologia



Su aviso ha sido visto 4746 veces

Sitios amigos SerAgro.cl JaJa.cl AviMetro.com Rie.cl Destacados