YerbaSana.cl
Sanate con hierbas, Salud Natural
Para Publicar haga click aqui | Categorías

/ Miércoles 17 de Octubre del año 2007 / 13:56 Horas.

Panax ginseng regenerador orgánico Hombre-raíz Uso medicinal
Raiz milenaria de China Efectos curativos mejora la memoria...

GINSENGgingseng

El mejor tónico y regenerador orgánico

Historia y Origen

La raíz de ginseng es venerada desde hace milenios en China, Japón y Corea. Tal prestigio ha dado origen a una serie de mitos; el más antiguo afirma que el Todopoderoso Espíritu de la Montaña envió un niño milagroso en forma de raíz con aspecto humano con el fin de salvar a la humanidad, y dicha raíz sólo podría ser encontrada por quien fuese digno de ella.

Pero la leyenda más compleja cuenta que hace más de 3.000 años en la provincia de Kirin, en el sur de Manchuria vivía un hombre muy rico y religioso llamado Ula Jan, siempre dispuesto a ayudar a los necesitados. En la misma ciudad vivía Jang Lun, otro hombre rico, pero malvado, que envidiando la popularidad y felicidad que irradiaba de Ula Jan, deseaba destruirle.

Para ello, se disfrazó de mendigo y una noche llamó a la puerta de Ula Jan, quien le acogió proporcionándole alojamiento, cena y dinero; por la noche, mientras Ula Jan dormía, Jan Lun le asesinó. Pero cuando intentó lavar la sangre que manchaba sus manos, el agua del barreño se convirtió en un nido de serpientes, y cuando quiso apoderarse del cofre que contenía los tesoros de Ula Jan, se le apareció un monstruo terrible.

Aterrorizado intentó huir, pero se le apareció el Buda diciéndole: «Has cometido el peor de los crímenes; como castigo, carga con el cuerpo de tu sagrado benefactor y entiérralo bajo una roca en las lejanas montañas de Sikite Alin». Jang Lun emprendió el largo viaje buscando el lugar apropiado para la sepultura, pero antes de que pudiera conseguirlo se abrieron las heridas de Ula Jan y cada gota de sangre que caía al suelo se convertía en una mata de ginseng.

Pero, ciñéndome a la historia real, puedo afirmar que los chinos ya conocían el ginseng hace unos 1.500 años. Sin embargo, su historia moderna está ligada –como en otras muchas plantas exóticas– a los jesuitas. El emperador chino Lang-Hi encargó a uno de ellos, el padre Jartoux, el realizar el plano de la Tartana.

En 1709 descubrió el ginseng en las fronteras con el reino de Corea, lo que comunicó en 1711.

En América, Sarrazín descubre el ginseng silvestre en 1704, pero dicho descubrimiento fue comunicado en el año 1718 por el padre Lafiteau, misionero de la Compañía de Jesús en el Canadá cuando todavía era una colonia francesa, con cuyo motivo mandó una memoria al regente, el duque de Orleans.

Importado a Europa causó un gran revuelo, quizás debido a que el embajador de Siam lo regaló a Luis XIV de Francia para su uso personal. Sin embargo, su popularidad fue efímera y hasta el siglo XIX no se popularizó, exagerándose sus propiedades. E incluso en la actualidad se sigue considerando una panacea universal que proporciona larga vida, salud y felicidad, al extremo de que los viejos médicos chinos y japoneses nunca dejan morir a un enfermo sin suministrarle en última instancia este costoso medicamento.

Nombre botánico

Es el Panax ginseng perteneciente a la familia de las Araliáceas.

Sinónimos

El nombre de ginseng proviene de la asociación de dos caracteres chinos formando un vocablo que se pronuncia nhón sam en vietnamita y gin-seng en chino mandarín, vocablo que significa literalmente «Hombre-raíz», lo que define el aspecto de la raíz que evoca vagamente la mitad inferior de un ser humano con sus dos piernas, lo mismo que sucede en Europa con la mandrágora. Y con este nombre de ginseng se le conoce en todos los idiomas actuales.

La planta

Su descripción depende de la edad de la planta, que evoluciona con los años.

En estado silvestre nace de una semilla que madurada en otoño cae al suelo y germina en primavera limitándose a desarrollar un pequeño tallo de apenas 3 o 4 centímetros de altura y dos o tres hojitas. Sin embargo, pronto desaparece y su actividad subterránea se limita a prepararse para crear al año siguiente otro tallo algo mayor, de unos 5 o 6 centímetros y adornado con varias hojas (de 5 a 8). Al tercer año su altura puede alcanzar 8 o 10 centímetros, se puebla de hojas y su raíz se desarrolla plenamente y empieza a echar retoños.

Es a partir de entonces cuando alcanza su aspecto y tamaño normal, con una altura de 60 a 80 centímetros y provisto de bojas ovaladas palmeado-compuestas con el borde dentado y el extremo distal puntiagudo. Florece entre abril y junio y sus flores se disponen en una umbela solitaria y pedunculada de flores polígamas amarillo-verdosas y carentes de olor. Los frutos son unas bayas verdes que no tardan en colorearse de un rojo escarlata, y contienen dos semillas oscuras, duras y resistentes.

Pero lo más importante son las raíces, largas y tuberificadas que pueden alcanzar hasta un metro de longitud y vivir durante veinte años. Sin embargo, su tamaño y valor no aumentan indefinidamente, por lo cual suelen recolectarse cuando tienen entre 3 y 8 años (preferentemente entre los 6 y 8), en otoño, una vez maduradas las semillas y enriquecida y fortalecida la raíz. Su forma es parecida a una chirivía, pero a medida que envejece se oscurece, ramifica y se cubre de arrugas. Su olor es débilmente agradable y su sabor al principio es agrio debido a las saponinas, y luego algo azucarado.

La práctica tradicional dice que las raíces sólo pueden recolectarse en luna llena, y una vez arrancadas deben ser limpiadas, cepilladas y escaldadas unos minutos, y por fin, secadas, a poder ser con humo. Una vez secas se conservan a resguardo de la humedad en un recipiente especialmente reservado para el ginseng.

Actualmente, las raíces se desecan al sol o bien se tratan con fuego y vapor. Las primeras se elaboran como ginseng blanco y las segundas como ginseng rojo.

En realidad existen diversas variedades de ginseng que se distinguen por su aspecto:

La raíz china y coreana es de color amarillo de cuero y llega al comercio con sus delgadas raíces secundarias entrelazadas de raicillas. Sus extractos son los más apreciados por su mayor actividad.

La raíz japonesa es amarillo-pálida, fusiforme y exenta de raicillas.

La raíz americana, cuando no llega sin corteza, presenta surcos longitudinales y es de color amarillo.

Hábitat

La variedad asiática crece espontánea en las vertientes meridionales de los bosques vírgenes y húmedos, en el borde de las torrenteras, en bosques espesos, pero siempre en medio de una abundante vegetación, tanto en Corea, como en los bosques umbríos de las cordilleras del Asia Oriental, desde el Nepal hasta Manchuria, el Japón y las zonas costeras del Pacífico.

La variedad americana también gusta de los bosques frescos, siendo nativa de una zona que se extiende desde Québec y el Manitova hasta Arkansas, Louisiana, Alabama y Florida.

El más apreciado es el silvestre, pero actualmente es muy difícil hallarlo a causa del abuso en su recolección, por lo que prácticamente todo el que se consume es cultivado, sobre todo, en Corea del Sur y requiere un terreno ligero, rico en humus y a la sombra de bosques frondosos o en huertos bien drenados.

Principios activos

La raíz de ginseng está compuesta de féculas, sustancias estrógenas, ácido panáxatico y una serie de glucósidos como la ginsenina, panax, saponina, etc. Recientemente, la revista Procedings de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos ha publicado un artículo según el cual científicos coreanos y norteamericanos han hallado una sustancia, la ginseonosida RF cuyos efectos son similares a los de los opiáceos, como la morfina y la heroína.

Sin embargo debo aclarar que no todo producto que asegura contener ginseng posee las mismas sustancias, pues se ha demostrado que los diferentes tipos de ginseng llevan distintos constituyentes, lo que no se menciona en las etiquetas. Así, nade tiene que ver el ginseng chino y coreano (Panax ginseng) con el siberiano (Eleutherococcus senticosus) o el brasileño (Pfaffia paniculata), por poner unos ejemplos.

Efectos

Dejando de lado las historias fantásticas que lo consideran una panacea universal capaz de curar todos los males y recuperar a ancianos y enfermos, posee una acción depurativa, tónica, eupéptica y estimulante que lo hace muy útil en todos los estados depresivos y en la astenia. Es el medicamento ideal para las personas fatigadas o convalecientes, y muy especialmente para los ancianos a los que parece renovar sus energías y proporcionarles una aparente y nueva juventud.

El ginseng actúa principalmente sobre el sistema nervioso central y ejerce un efecto importante sobre las funciones cerebrales, especialmente en lo que se refiere a los procesos de excitación y relajación que tienen lugar en la región del córtex. Las experiencias realizadas, tanto en animales como en el hombre, demuestran que mejora la memoria, y que al activar las síntesis orgánicas, aumenta el número de glóbulos rojos, su contenido en bemoglobina y favorece la espermatogénesis (de aquí que sus efectos alcancen el nivel sexual). Además, posee una acción desintoxicante sobre el hígado y disminuye la tasa de colesterol en caso de hipertensión. Por último, ejerce una acción favorable sobre el ritmo cardíaco y las funciones respiratorias, fomenta el sueño natural y reparador y es un excelente remedio contra el estrés.

Sus efectos se manifiestan progresivamente y de hecho no empiezan a advertirse más que a partir de las 3-4 semanas de tomas regulares. Puede afirmarse que prácticamente no es tóxico, incluso a altas dosis y no crea hábito, sin embargo lo más prudente es no abusar del mismo.

Preparación

Las preparaciones a partir de la raíz desecada podemos reducirlas a tres: raíz pulverizada, decocción y licor.

Ginseng en polvo

Se toma una cuchara de las de café llena de polvo por la mañana y otra por la tarde, durante las comidas.

Decocción

Se hierven durante tres o cuatro minutos de 3 a 5 gramos (dos o tres cucharadas de las de café) en un litro de agua; se filtra y queda dispuesta para su uso. La dosis es de tres tazas al día, una antes de cada comida.

Licor

Durante dos meses se dejan macerar 20 gramos de raíces en 900 cc. de whisky, se filtra y guarda. La dosis es de dos vasitos de licor, uno por la mañana y otro por la tarde.

Sin embargo lo más práctico es adquirirlo en las farmacias en forma de extractos vegetales para infusiones y formando parte de especialidades farmacéuticas sin receta, corno ingrediente principal de cápsulas, ampollas bebibles y sobres. Últimamente el ginseng suele asociarse a preparados polivitamínicos.




YerbaSana.cl - Hierbas Medicinales - Gingseng

Foro de Opinión: Panax ginseng regenerador orgánico Hombre-raíz Uso medicinal

 1..4 de 4 Opiniones
wooooooooow el ginseg es maravilloso
francis :: fran_liruyahoo.es
http://yahoo.es
[3/8/2009] 23:41 Hrs.
ñlkfrgvnworjpj
.,¨ñmkjp´kj :: gvfyfi7
[22/6/2009] 15:27 Hrs.
hasta ginseng estabai super bien, pero el splenda es la mierda mas cara que he visto que vendan... no la compres....nunca, en los paises desarrollados el splenda fue retirado
carol
[23/9/2008] 2:23 Hrs.
he estado tomando limonada con ginseng y splenda en forma de refresco al mediodia. me gustaria saber si esta bien . porque es delisioso
lyand :: marrerolyandhotmail.com
[18/6/2008] 18:03 Hrs.
hierbas medicinales para la diabetes propiedades
Yerbas para tratar la diabetes
ginseng con guaraná, estimulante
Estimulante físico mental
compro raiz de gingseng en su forma natural
Raiz de gingseng
el gingseng componentes uso propiedades efectos
Para trastornos cardiacos dolor de cabeza estimulante sexual
el ginseng y sus efectos sobre la diabetes las saponinas reducen el azucar
Gingsen procucto para diabeticos Propiedades La diabetes mellitus
ginseng rojo coreano descripción botánica cultivo siembra
Propiedades del gingseng propagacion las semillas la raiz

Ver todo el listado de Gingseng



Su aviso ha sido visto 160683 veces

Sitios amigos SerAgro.cl JaJa.cl AviMetro.com Rie.cl Destacados